¿Qué son la glándula tiroides y las hormonas tiroideas?

 

La glándula tiroides se encuentra ubicada en el cuello por delante de la tráquea. Tiene una forma similar a la de una mariposa. Está formada por dos lóbulos, a los lados,  que se unen en el centro por el istmo. La función de la glándula tiroides es la de producir hormonas tiroides, la tiroxina, también conocida como T4 y la triyodotironina, también llamada T3. Estas hormonas tienen en su composición moléculas de yodo. La T4 tiene cuatro moléculas, y la T3 tiene tres moléculas de este elemento.

 

A su vez, la glándula tiroides produce más o menos de estas hormonas según se lo dicte la hipófisis, que es otra glándula ubicada por debajo del cerebro, a través de otra hormona llamada TSH. El mecanismo sería el siguiente: la hipófisis segrega TSH, ésta estimula a la tiroides para que produzca T3 y T4. Cuando hay suficiente cantidad de éstas últimas en la sangre, la hipófisis lo detecta y reduce la secreción de TSH. Esto hace que los niveles de T3 y T4 se mantengan dentro de los parámetros normales.

 

Las hormonas tiroideas tienen funciones muy importantes en el organismo. Ayudan a regular el crecimiento y el desarrollo, regulan la actividad cardíaca y la presión arterial y la forma en que el cuerpo usa y almacena energía, proceso que se conoce como metabolismo..

 

 

¿Qué es el hipotiroidismo?

 

El hipotiroidismo es una condición en la que la glándula tiroides produce una cantidad de hormona tiroidea inferior a la que el organismo requiere para su normal funcionamiento. Es la enfermedad más frecuente de la glándula tiroides afectando entre el 3 y el 5 % de toda la población.

 

Puede deberse a una enfermedad propia de la glándula tiroidea o ser secundaria a una afección de la glándula hipófisis.

 

 

¿Porqué se produce el hipotiroidismo?

 

Falta de yodo: en algunas áreas geográficas del mundo existe una deficiencia de yodo en la dieta. Esto hace que la glándula tiroides no tenga los suficientes sustratos para producir las hormonas. En la Argentina, desde 1970, y a través de la Ley Nacional Nº 17259/67, la sal de mesa contiene yodo, para prevenir este trastorno.

 

Tiroiditis crónica: es la causa más común de hipotiroidismo en los países desarrollados. Consiste en una inflamación de la glándula tiroides de tipo autoinmune, es decir que el propio sistema inmunológico ataca a la glándula y la daña en mayor o menor medida. El nombre se conoce como Tiroiditis Linfocitica Crónica o Tiroiditis de Hashimoto. Esta enfermedad es más frecuente en mujeres que en varones.

La glándula que ha sufrido una injuria queda con una capacidad reducida de producir hormonas tiroideas y, como consecuencia, sobreviene el hipotiroidismo.

 

Cirugia en la tiroides. existen algunas enfermedades, benignas o malignas, que requieren que la glándula tiroides sea removida total o parcialmente (procedimiento llamado tiroidectomía). Naturalmente, en ausencia de glándula tiroides, subyacerá un hipotiroidismo.

 

Tratamiento con I131 o por radiacciones externas del cuello: El tratamiento con I131 de la Enfermedad de Graves es una causa  común de hipotiroidismo. La radiación externa en el tratamiento de carcinomas o de linfomas en el area de la cabeza y el cuello pueden producir entre un 25 a 50% de hipotiroidismo.                  

 

Medicamentos: existen drogas que están específicamente destinadas a reducir la función de la glándula tiroides. Estos fármacos se conocen como “anti-tiroideos” y se usan en el hipertiroidismo. Además existen drogas que tienen otros usos, como el litio (psicofármaco) o la amiodarona (antiarrítmico) que también interfieren la función de la tiroides.

 

Hipotiroidismo congénito: se trata de casos en que los niños nacen sin glándula tiroides, o con una glándula que funciona anormalmente. Esto puede traer retraso mental y del crecimiento si no se detecta y trata precozmente. Es por eso que se hacen análisis de la función de la tiroides a todos los recién nacidos como parte de un procedimiento llamado Rastreo Neonatal Obligatorio . Este hipotiroidismo puede ser corregido con el tratamiento precoz con hormonas tiroideas.

 

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

 

Cuando el hipotiroidismo es leve, puede no haber síntoma alguno. Esta situación se conoce como hipotiroidismo sub-clínico. Cuando la enfermedad progresa, los síntomas se hacen evidentes. Algunos de los más frecuentes son: cansancio, debilidad, intolerancia al frío, constipación, somnolencia, aumento de peso, pérdida de pelo o pelo resquebradizo, torpeza mental, depresión, y aumento de los niveles de colesterol. Las mujeres pueden presentar alteraciones en su ciclo menstrual.

 

 

¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

 

El tratamiento consiste en la reposición de la hormona tiroidea faltante por medio de una hormona sintética llamada levotiroxina. Ésta se toma diariamente en comprimidos. Este tratamiento usualmente es bien tolerado y la respuesta satisfactoria.

Es importante que se lleven adelante controles periódicos con el médico endocrinólogo tratante, para adecuar la dosis de levotiroxina necesaria, puesto que ésta varía de paciente en paciente, y que su exceso es tan perjudicial como su déficit.

 

Ante cualquier duda consulte con su Endocrinólogo.

 

 
 

Temas sobre la glándula tiroides

Reconocidos profesionales del Centro de Tiroides desarrollan temas relacionados a las enfermedades de la glándula tiroides.

 
     
Centro de Tiroides Dr. José Luis Novelli
Pellegrini 1085 - (S2000BKT) Rosario - Argentina    |  Tel-Fax: +(54-341) 4820664